lunes, 18 de agosto de 2014

LA ANISOTROPÍA DE LAS LÁGRIMAS





























LA ANISOTROPÍA DE LAS LÁGRIMAS























DELIRIO o TANNHAÜSER EN VENUSBERG




TANNHÄUSER EN VENUSBERG

Yo soy de nuevo Tannhäuser.
Soy el mismo que habla.
El que compone series de versos gamma en estrofas quásar
por el bien común y la unanimidad de los sexos de todas las razas.
Soy el peregrino que encontró y se instaló en lo que no es una montaña.
Y que su magia no es más que vuestro desconocimiento
de las leyes básicas de la alteración de la materia.
Yo soy el que se ha batido y se batirá mil veces contra los (corpóreos
de exoesqueleto metálico) que se hacen llamar Caballeros
y que siempre cantan el amor de un tal Cortés.
Soy el que protege la entrada y la salida de Venusberg.
La casa de la diosa-hermana-madre-esposa
de los que antes de caer al abismo ya se habían vuelto nómadas del cielo.
Argonautas que dejan la tarde cuajada de estelas contra el firmamento.
Lúcidos hermanos que viajan sin cuerpo, sin recuerdos,
hacia lo desconocido de su destino.

Yo soy solo Tannhäuser.
No como vosotros, que cada uno sois otro.
Yo soy el que viajo errante y que siempre iré.
Llegaré cuando me espere la vida con todas sus moléculas abiertas
y sus estructuras dispuestas a enlaces y comuniones de aura.
Soy el que siempre volveré a Venusberg
para ver cada vez que de la carne la piel
no sirve si no se humedece.
Para ver impulsos eléctricos cerebrales
convertidos en energía lumínica
de miradas limpia miradas.
Secuencias catadriópticas que se alinean con la frecuencia
del pulso electromagnético del universo.
Que es como cerrar la ecuación
que dice que si el movimiento de un fotón es la unidad mínima de tiempo
el espacio entre un átomo de carbono y su electrón,
es la unidad mínima de medida de tu silencio.

miércoles, 13 de agosto de 2014

MATERIALIZACIONES Y PAISAJES / CONDESACIONES Y DESPLAZAMIENTOS. Collage


(Siempre he realizado collages.
Desde que recuerdo.
Con imágenes y con palabras.
Deconstruyendo frases, afirmaciones,
titulares, imágenes, recuerdos y deseos...)

Materializaciones y Paisajes / Condensaciones y Desplazamientos
es un Poemario-Collage compuesto de 28 textos
de los que sólo llegué a elaborar,
a partir de unos cuantos diarios nacionales,
los 12 primeros, allá por 1995. 
Improvisación y postmodernidad.




Edicto / anuncio / independiente /
conectando / dimensión /
con / equilibrios / malabares /espontáneos /
nacidos / de la / creación salvaje


Todo / un hueco para la utopía 
la isla / artificial / ciudades / músicas nocturnas /
flotando libremente en el espacio


Aclaración / de un concepto sorprendente /
excepcional / innovador / al más alto nivel /
que / podría dar la falsa impresión de algo consabido /
que oculta sofisticados problemas bajo / unas apariencias simples /
y hasta formularias /

Sin riesgo / no hay conoci- mi-


-provisación / arbitrariedad / ni capricho


Salvo / contadas / excepciones /
el arte comtemporáneo / no / existe /
"Hoy tenemos / la industrialización de la mentira /
entre nosotros /
se trata también / como es evidente /
de una muy considerable simplificación /
o de una visión de muy intuitiva /
de una realidad muy compleja /
que la sociología moderna / intenta aprehender /
con menos gracia y más pedantería /
a través de categorías más depuradas / 
¿POR QUÉ? /
¿por qué los enanitos son siete?


Aquiles / los griegos /
escribían para / sus amigos /
hay gestos / que no tienen / desperdicio /
y ese pensamiento compartido /
es el pensamiento antidogmático por excelencia /
el vértigo de la razón / el método de / la complicidad 


Conmoción / de sombras / desenfocadas /
y otras / estrategias / de visión / de prisión / televisión 


inundaciones / de millones / de condiciones /
en congestión / de opinión como / millones / de actuaciones /
¿de la esclerosis al optimismo / en conversión imperfecta? /
de elección / de colchón / hipocondría 


al borde / del abismo / de un sueño /
de volumen decreciente / donde orden y desorden /
conviven / sumergidos / en la persistencia del espacio / desierto /
bajo el rumor / inexplicable / transparente /
del paisaje / y el tiempo 

martes, 12 de agosto de 2014

UNO DE MIL ARGONAUTAS. TU MATERIA OSCURA






UNO DE MIL ARGONAUTAS



Iré hasta el arrecife más grande
en busca del coral más salvaje;
uno que es rojo, amarillo y naranja
y que tiene forma de estrella errante.

Iré siguiendo el brillo de ese planeta
en una nave sin motor ni velas,
llevado por la gran corriente marina
que recorre de norte a sur la tierra.

Iré sin cartas de navegación
ni sextante, porque nunca ha servido
de nada ni a pescadores,
ni a piratas, ni a intrépidos navegantes.

Iré al lugar donde todos perecieron
encallados en el mayor oasis bajo mar,
fruto de su soberbia, del atrevimiento
del querer ir, y como si nada haber vuelto.

Pero yo iré oculto bajo el manto de la noche;
porque alguien sólo, desnudo
y desarmado,
de día llamaría demasiado la atención,

y todos los depredadores
aéreos y acuáticos,
incluso los terrestres
y los que no lo son,

me seguirían primero llevados
por la curiosidad, luego por la intriga,
y finalmente por la envidia
de los que sólo les mueve el rencor.

Pero en realidad no iré solo, sino con todos los que fui,
con todos los que he sido
y todos los que ahora soy: o lo que es lo mismo,
aquello que seré cuando me plante

ante ese animal gigante,
y con gestos submarinos
y aspavientos sumergidos
le diga que yo también soy un puzzle hecho por el tiempo.

Y que a través de la inmensa galaxia
he llegado a tu planeta,
y después de surcar todos sus océanos
por fin lo encuentro.

Le diré, que yo tampoco soy una roca,
y que el exoesqueleto que me recubre,
como el tuyo, está hecho, de risas , lágrimas;
y otras muchas vivencias,

pero sobre todo
de los sueños
que todavía
alberga mi alma.





REGRESO AL INFINITO. TU MATERIA OSCURA




REGRESO AL INFINITO


Volveré del arrecife más grande
con un pedazo del coral más salvaje,
uno que sabes que es rojo, amarillo y naranja
y que solo puede vivir bajo el agua.

Volveré a la colonia exterior de la galaxia
de donde vengo, impulsado por la energía
de esa vida futura que llevo en la bodega,
a través del pasillo que une Alfa-Centauro con La Tierra.

Volveré cruzando nubes de polvo estelar
e infinitos campos de radiaciones solares
protegido por un escudo de sales marinas
y de sus millones de células urticantes.

Volveré al lugar de donde partí hace miles de vuestras memorias
con la misión de no regresar a no ser
de volver con una forma compleja de existencia
con la que repoblar nuestro pequeño planeta.

Volveré al amparo de la luz del gran sol
que allí dura seis meses terrestres
para que todos vean que la vida prolifera
mucho más allá de la frontera de nuestro sistema,

mucho más allá de la materia y de la antimateria,
que dentro de nuestra atmósfera dan lugar
a la eterna lucha de los destellos de la pasión
y las sombras de la miseria.

Pero no volveré sólo sino con todos los que he sido
y que soy, sumados a los miles de seres zooides
que ya forman con mis innumerables células
una nueva y enorme colonia,

que sumergiré en nuestro planeta líquido
para crecer en todas las direcciones junto a ella,
en busca de las longitudes de onda
de todos los colores y sus gamas completas.

Volveré
después de cruzar océanos de tiempo
y te diré
ahora que ninguno estamos recubiertos de roca

que las risas, las lágrimas
y los interminables viajes estelares
son los iones de una vida inimaginable,
pero sobre todo te diré,

ahora que el tuyo… el mío…,
son un único cuerpo,
que los sueños que vendrán,
irán y volverán combinando y recombinando nuestro futuro…






lunes, 11 de agosto de 2014

FELICIDADES A VOSOTROS

mis años
son vuestros años
                        FELICIDADES A VOSOTROS


                son
              otros
 los que viven
  por nosotros


mientras intentamos intentas intento entender...


saber


querer


poder


llegar
a estar a veces donde soñar volver
a estar siempre


incendiar         para               sofocar
el        fuego       es     miedo
el        agua    sueño


estar a veces
con vuestros años                  JUSTO
donde están los míos


venir aquí
todos a la vez al lugar
que ya estabas estáis 
estoy 
en tus años donde no están
los míos y los del otro aquí y allí donde tú eres
en ellos cuando se fueron todos a aquel


            mis años
            tus años
¿sabes cuántos?
no se pueden contar
            todos los besos
            resumir tantos abrazos
            recordar cada desengaño


andan
por ahí
sueltos por la calle                 viven en otros
te juro que los he visto



pero los mejores
de mis años

están por venir
y son todos vuestros




TU MATERIA OSCURA

LA META ROJA (Debajo del Umbral del Rojo)

No lo digo yo.

Lo dicen decenas de filósofos,
Lo gritan miles de científicos.
Lo condenan todas las religiones
y el común de los sentidos.

Y yo lo que digo es que ahora que no estoy aquí,
en mi casa que no es la mía,
donde la colada se hace sola,
los pantalones y las camisetas se tienden a dos manos y a dos patas
y luego se doblan -como tantos tontos como tantas otras-
saco de la nevera mi libro favorito de Ortega
“La rebelión de las casas”
y leo:

“Cuando el que habla
es el síndrome de los tabiques líquidos
se obliga a todas las cosas
a cambiar el continente por el contenido”

Y soy consciente de que ni Ortega ni su alter ego
-Gasset- hablan así. No sé cómo puede ocurrir.
Pero el caso es que ahora que no estoy aquí,
que de mi armario que no es mi armario
cuelgan una paleta, dos jamones, medio chorizo
y unas viandas con etiquetas y nombres de after-saves,
de cremas hidratantes, desodorantes y botes de colágeno,
saco de un zapatero que hay en el cuarto de baño
un misil intercontinental del tamaño de un pepino de medio kilo
que viene con una cápsula roja con forma de amapola
de la que cuando la miras sale una musiquita
que dice con notas aleatorias:


“usar el cohete solo en caso de ingerir la pastilla,
y la pastilla, solo en caso de que las paredes encojan,
en caso de que la bañera se vuelva una selva,
de la que salga Tarzán y cruce la sala
con la mona Chita montada en el elefante En-Dabua,
o en el inoportuno caso de que la melodía se vuelva esas palabras”
que repiten decenas de filósofos,
gritan miles de científicos,
condenan a todas las religiones
y al común de los sentidos.

Yo por eso sigo y os digo
que ahora que no estoy aquí
y que mis ojos ya no son los míos,
veo al mismo tiempo
todos los estados de la materia,
todos los colores que en un mismo flujo la rodean.
Saco mi perfume hecho de los sueños prestados y deseos robados
a esas noches vuestras de insinuaciones y de falsas guerras.
La fragancia que hace que cuando menos te lo esperas
puedas ver en la misma cara,
todas las manos, todas las piernas,
todos los hombros, cinturas y caderas.

Que veas en lugar de las sombras encadenadas a sus dueños,
como pesadas bolas a sus fantasmas etéreos,
auras polícromas financiadas con sexo ajeno, como si fueran eternas.
Como si todo el brillo del oro de los cimientos
de la montañosa, chocolatera y relojera Suiza,
fueran tus cumbres, tu lumbre y tus costumbres.
Pero ese es un aroma, una aureola,
que yo que no estoy aquí
puedo afirmar -y no me refiero a que pierdas peso-
que solo con pensarlo alteran tu campo gravitatorio,
lo que equivale a decir, que el agua de mi ducha es magnética
y la que bebo del grifo tiene color, tiene sabor y es ecléctica,
como que a través de los cristales de mis ventanas -que ya sabéis que no son las mías-
se le ven las dos caras a la luna,
se le ve la cara a todas mis muñecas.
Se ve todas las veces que la mía fue, es y será
la cara de otras tantas y tantas dobles monedas.
Las mismas que echan al vuelo para decidir

decenas de filósofos
miles de científicos
todas las religiones
y el común de los sentidos,

cuando piensan
definen sus teoremas
imponen sus dogmas
y te engañan a ti que estás aquí.
A ti que crees que la memoria, como tu vida,
tienen una razón,
que la imaginación es un deporte de alto riesgo,
y la realidad -trágate la pirula ya- todo aquello que has visto.

No lo digo yo.